Contacto: info@iuris27.com / 900 27 11 27
Los influencers, los motivos que han llevado a crear una normativa aplicable al trabajo que desempeñan
normativa aplicable al trabajo de los influencers

Fecha:

Compártelo:

Macarena Torres

Macarena Torres

Abogada

Actualmente la figura del influencers se ha convertido en el centro de las comunicaciones y las marcas al tener un impacto tan importante en el público. Cuestión que ha llevado a crear una normativa aplicable al trabajo de los influencers

El influencer ha llegado a convertirse en la figura principal del mercado desde un punto de vista tanto social como comercial. Es una profesión que existe desde hace mucho tiempo pero que ha experimentado muchas transformaciones hasta llegar a lo que hoy en día es un influencer.

El concepto de influencer es muy amplio, pero nos podríamos quedar con la definición expuesta por el observatorio de palabras de la real academia española: “personas que tienen la capacidad de influenciar a los demás y que tienen cierta credibilidad”.

Categorización de los influencers en función del sector en el que centren

Debido a la gran proliferación de esta profesión se crearon diferentes categorías de influencers en función del sector en que se centre la actividad, por la colaboración con la que se cuente, por volumen de seguidores donde se muestra una comparativa de la calificación del influencer entre Instagram y Youtube en relación del número de seguidores con los que se cuenten. Asimismo, se hace mención a una categoría que se centra principalmente en la naturaleza de la persona influyente, teniendo en cuenta el motivo que lleva a esa persona a destacar en un determinado campo y crea una comunidad tras de sí.

El influencer está estrechamente relacionado con el marketing digital, específicamente con la publicidad que se encuentra dentro de las estrategias de promoción que constituye el marketing. La publicidad le permite a una marca dar a conocer su producto y persuadir al consumidor. Aquí es donde entra en juego la figura del influencer, siendo canal de comunicación de la marca, permitiendo la colocación de una cara conocida a la misma, así como crear vínculos de confianza más estrechos con los clientes que se sienten identificados con el producto. Es una manera de humanizar los productos que se ofrecen, transmitiendo que están al alcance de nuestras manos y que se tratan de productos totalmente fiables.

Por ello, se está propulsando la figura de los influencers porque es una manera de invertir en la marca, una vez definidos los objetivos que se busca con la misma.

Se crea una imagen y una historia tras de sí que permiten a los consumidores sentirse identificados y mostrar una cierta lealtad con la marca. Previamente habiendo definido los objetivos que se busca con el producto que se promociona. En resumen, debemos fijar objetivos, invertir y una vez obtenidos los primeros resultados, optimizarlo al máximo.

Normativa aplicable al trabajo de los influencers. Código de conducta sobre el uso de estos en la publicidad.

Anteriormente, a la creación del Código de conducta sobre el uso de influencers en la publicidad, se contaba con la regulación establecida en la Ley General de Publicidad, la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, y la Ley de Competencia desleal. Este marco legal tenía como objetivo la regulación de la actividad publicitaria, de las actividades económicas realizadas por internet y constituir una forma de garantizar un mercado igualitario donde se busca la protección del mercado y del consumidor, garantizando una publicidad responsable, leal, veraz, honesta y legal.

El Código de conducta que entró en vigor el 1 de enero de 2021 supone una normativa aplicable al trabajo de los influencers que han cumplir, donde se recogen normas de carácter ético que busca constituir una herramienta de identificación del contenido publicitario, impidiendo la publicidad encubierta o con fines engañosos. Lo relevante es que, exceptuando el contenido creado por los propios influencers, se encuentre identificado clara y expresamente con signos como “publicidad” o “financiado por”. Además, el Código cuenta con normas de aplicación, es decir que las empresas asociadas de AEA y AUTOCONTROL, se encuentran vinculadas al mismo y deben de promover que los influyentes cumplan y respeten la normativa vigente.

Se reconoce a los influencers como verdaderos profesionales con derechos y obligaciones reconocidos.

Todo lo anteriormente expuesto permite reflejar la importancia de la nueva regulación como una manera de beneficiar tanto a los profesionales que trabajan en este ámbito como a los consumidores, protegiéndoles en todo momento de injerencias que puedan perjudicar sus intereses y derechos. Esta regulación constituye el eje central de la actuación de los influencers. Asimismo, la normativa permite identificar la carrera de influencer como una profesión al igual que puede ser la medicina, el derecho, la economía, la historia etc. Por tanto, no debe verse desde un ámbito negativo para implicando limitaciones a la hora de compartir contenido, permite reconocer a los influencers como profesionales de la publicidad, como imagen de las marcas cuyo trabajo le permite obtener un beneficio reconocido. Son verdaderos profesionales con verdaderos derechos reconocidos y obligaciones con respecto a sus seguidores.

Más NOTICIAS