Colaboración semanal con la Cámara de Comercio de Madrid: La operación de lease-back como fórmula para la obtención de liquidez de manera inmediata y eficaz para pymes y autónomos

Fecha:

Compártelo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

En nuestro artículo semanal para la sección de noticias de la Cámara de Comercio de Madrid, nuestra compañera Lara Córdoba,  analiza los beneficios de la operación de lease-back como fórmula para la obtención de liquidez de manera inmediata y eficaz para pymes y autónomos.

Puedes leer el artículo en el siguiente enlace: bit.ly/3ywRldf

O a continuación:

La situación económica, financiera y empresarial a la que las Pymes siguen haciendo frente ha puesto de manifiesto alternativas para aquellas empresas que con anterioridad a la crisis sanitaria gozaban de absoluta rentabilidad y viabilidad. Una de las consecuencias más devastadoras para el funcionamiento de las pymes, sin duda, ha sido el cierre obligado y paralización de la actividad empresarial, lo que ha provocado una crisis de liquidez por la falta de ingresos durante el confinamiento y que continúa en plena recuperación económica.

En la actualidad nos encontramos ante una crisis de liquidez a la que la gran mayoría de las pymes están haciendo frente – recordemos que las Pymes componen el 90% del tejido empresarial – y cuya nefasta consecuencia debido a la falta de ingresos para continuar con la actividad, o subsistir, es una de las principales causas de quiebra empresarial.

Tradicionalmente ante tal complejidad, las empresas optaban por la obtención de una financiación bancaria o bien por una ampliación de capital o aportaciones adicionales de los socios o titulares. Sin embargo, esta última alternativa no ha resultado eficaz para las pymes dada su baja capitalización el problema aparece cuando ante situaciones de iliquidez no puede ser superado con el propio patrimonio neto de las empresas.

El lease-back surge como  fórmula financiera para obtener liquidez, pues, consiste en una doble operación mediante la venta de aquel inmovilizado, tanto bienes inmuebles como bienes muebles, a una sociedad leasing. El vendedor obtiene una fuente de liquidez, y simultáneamente se asegura la recuperación del elemento a través del arrendamiento financiero. Esta operación adquiere una doble finalidad: la obtención de fondos necesarios para continuar con la actividad sin prescindir del activo ya que continuara utilizándolo a cambio de un alquiler predeterminado.

Esto último supone una de las ventajas de las operaciones lease-back a pesar de la titularidad sea transmitida a una entidad leasing, la pyme establece un contrato de arrendamiento financiero por el que mantiene sus derechos de uso. Asimismo, la empresa podrá recuperar a largo plazo aquel activo mediante una opción de recompra a un precio establecido a la finalización del arrendamiento, o incluso podrá valorar otras alternativas que lograran ser más eficientes como nuevo arrendamiento con otras condiciones, nueva maquinaria, trasmisión a un tercero, etc.

En tiempos de crisis e incertidumbre como la que nos encontramos,  Iuris27 recomienda a sus clientes que mediante la fórmula lease-back la pyme recupera liquidez y gana tiempo para adaptarse a aquellos cambios derivados de la situación actual, desinvirtiendo en sus activos – o inmovilizados. Pero sin tener que recurrir a parar la actividad.

Siendo así, desde la perspectiva de la entidad leasing, esta asume la titularidad de un activo a un precio menor que si se pusiera de venta en el mercado, en el que a su vez obtendrá una rentabilidad a su inversión en el activo adquirido a un riesgo menor.

Más NOTICIAS